Comunicados de Prensa

No. 106/2014

México D.F., a 25 de junio de 2014

   

DECLARA CORTE INCONSTITUCIONAL LEGISLACIÓN DE BC QUE EXCLUYE DEL MATRIMONIO A LAS PAREJAS DEL MISMO SEXO

   

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver el amparo en revisión 122/2014, a propuesta del Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, amparó a una pareja del mismo sexo del Estado de Baja California, al estimar inconstitucional e inconvencional, en su porción normativa correspondiente, los artículos mediante los cuales se les negó su solicitud de matrimonio.
La inconstitucionalidad e inconvencionalidad en cuestión se actualiza en los artículos 7 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California, y 143 y 144 del Código Civil de dicha entidad federativa, en la parte que conciben al matrimonio como la unión de un hombre con una mujer, y vinculan su finalidad con la perpetuación de la especie, ya que mediante tal enunciación se excluye a las parejas del mismo sexo.
En el caso, dos hombres presentaron su solicitud de matrimonio ante la Oficialía del Registro Civil del Ayuntamiento de Mexicali, misma que con fundamento en los artículos impugnados la consideró improcedente. Inconformes promovieron amparo, el cual les fue concedido por el juez competente. En contra de esta resolución, tanto los aquí quejosos (al pretender mayores beneficios en la concesión del amparo) como diversas autoridades interpusieron recursos de revisión.
Esta Primera Sala al determinar la inconstitucionalidad referida, argumentó que la exclusión del matrimonio a las parejas del mismo sexo atenta contra la autodeterminación de las personas y el derecho al libre desarrollo de la personalidad de cada individuo y, además, de manera implícita genera una violación al principio de igualdad, porque da un trato diferenciado a parejas homoparentales respecto de las parejas heterosexuales.
Asimismo, argumentó también que la función reproductiva o perpetuación de la especie y, de ahí, la formación de una familia no es, de ninguna manera, la finalidad del matrimonio, en tanto cada persona determinará cómo desea hacerlo, como parte de su libre desarrollo de la personalidad, sea bajo la figura del matrimonio, heterosexual o no, o de otro tipo de uniones, como personas solteras, cualquiera que sea su preferencia sexual.
De esta manera, modificó la sentencia recurrida y concedió el amparo a los quejosos, para el efecto de que se declare procedente su solicitud de matrimonio, teniendo en cuenta que son inconstitucionales las citadas porciones normativas y, por lo mismo, que éstas últimas no podrán aplicarse a los quejosos en el presente ni en el futuro.

 

Regresar a la página anterior.